jueves, 20 de agosto de 2015

¿Encuadre vertical u horizontal?

Es recomendable consultar ANTES el siguiente LINK (encuadre y los planos fotograficos) 

El encuadre ejerce una gran influencia en el contenido de la imagen y en los mensajes y sensaciones que transmite.
La mayoría de las fotografías son tomadas con un encuadre horizontal. Entonces debiéramos preguntarnos ¿Y por qué se hace así? Una de las respuestas es porque las cámaras están hechas para ser sostenidas de manera horizontal. Pero esto no significa que no podamos rotar la cámara para sacar fotos de manera vertical. Debemos decidir nosotros mismos que formato es más conveniente utilizar de acuerdo a lo que estamos fotografiando.
Encuadre vertical
Encuadre horizontal
Nuestro campo visual abarca unos 180 grados horizontalmente y verticalmente en cambio sólo unos 130 grados. Vemos entonces en el formato apaisado. Los monitores de computadoras y los televisores están diseñados para la representación en formato horizontal. Las cámaras están diseñadas de tal modo que podamos
tomar fotos cómodamente utilizando el encuadre horizontal.
Hay una teoría que dice que si un objeto es vertical (más largo que ancho) se debe usar un encuadre vertical, y si un objeto es horizontal (más largo que ancho) se debe usar un encuadre horizontal. Y, aunque esto en general tiene mucho sentido, no significa que tiene que ser siempre así.
Recordemos que las reglas están para romperse. Pero si sacamos una foto a un objeto vertical con un formato horizontal tendrá que tener sentido y necesariamente tiene que mejorar la imagen. En un estricto sentido, la orientación de todas nuestras imágenes debiera ser horizontal, así el observante puede captar toda la escena en un solo vistazo. Sin embargo, utilizar un formato vertical puede tener buenos resultados.
Observa detenidamente los encuadres posibles en esta escena.
Los resultados, según como se tome la imagen, serán bien distintos. Entonces...
Entre los tipos de encuadres, hay diferencias. 

Por ejemplo: Cuando encuadramos de manera horizontal la foto va a dar la sensación de tranquilidad, serenidad y hasta de quietud.
En cambio, si encuadramos de manera vertical, la imagen va a dar la sensación de firmeza y fuerza. Esto hay que tenerlo en cuenta para la finalidad de nuestra foto.
Los paisajes en general se sacan con un formato horizontal por eso se llama formato apaisado.


Los retratos, por el contrario, se sacan con un formato vertical ya que, de esta manera, es más fácil llenar el encuadre y no dejar demasiado espacio vacío o con elementos que no aportan nada a la imagen (de hecho distraen en la imagen).



Algunos buenos consejos
1.- Armonía con la escena. Si pretendemos dar armonía a nuestras imágenes se debe utilizar la orientación de la escena. Por ejemplo, si vamos a capturar un paisaje (montañas, playa, campo, ciudad, etc), en donde existe un horizonte, debemos utilizar el formato horizontal. Los elementos que componen un paisaje se encuentran distribuidos de una manera horizontal a lo largo de nuestra escena.
Algunas escenas como edificios, monumentos,  torres, etc, requieren de una orientación vertical para lograr armonía. Es importante considerar que prácticamente en cualquier escena de este tipo también se encuentra presente el horizonte por lo que el encuadre debe hacerse lo más cerca posible al elemento principal.

2. Fotografía de retrato. Tanto las personas como los rostros tienen una orientación vertical, a menos que se encuentren sentadas o acostadas.
La fotografía de retrato pretende aislar a la persona de su entorno para darle a ella la mayor importancia posible.
Por esta razón, en fotografía de retrato, la orientación que se sugiere es vertical.


3. Ambientación. Capturar un retrato con un formato horizontal nos puede dar resultados muy interesantes. El poder incluir un mayor número de elementos en la escena nos  permite ubicar a la persona en cierto lugar o ambiente. Hay que tener cuidado de que la persona retratada no pierda importancia ya que se perdería toda la intención de la escena. En la mayoría de los casos, para poder tomar una fotografía de retrato en forma horizontal es necesario que la persona tenga que estar más lejos, pudiéndose perder detalle.
4. Ante la duda dispara horizontal. Si después de analizar tu escena sigues indeciso, aléjate un poco y captura en formato horizontal. Con las cámaras de hoy en día podrás recortar posteriormente la imagen para cambiarle el formato sin perder calidad considerable.

 5. Tipo de publicación. Del uso que le demos a nuestra imagen también dependerá la orientación a utilizar.
Si deseamos subir nuestras fotos a una galería de la red es muy recomendable utilizar el formato horizontal ya  que los monitores y pantallas tienen este mismo formato.
Para incluir fotografías verticales en este tipo de medios y galerías es muy recomendable que lo alto de la imagen no sea mayor a 600 pixeles, una imagen  más alta requerirá que el usuario tenga que deslizar la imagen para poder verla completa. En general esto rompe con toda la intención de cualquier imagen, a menos que se premeditado.

Si la fotografía tiene un fin artístico o publicitario entonces estas simples reglas pueden no aplicar.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!