viernes, 24 de octubre de 2014

Fotografías con largas exposiciones


Seguramente habremos visto alguna vez una fotografía de una calle, avenida o autopista con rayos de luz de los automóviles o de algún otro objeto, como la que se encuentra a la izquierda.
Bueno, conseguir una fotografía como esas no es nada complicado.


Y necesitaremos lo siguiente:

  • Una cámara (ya sea analógica o digital) cuyo obturador pueda permanecer abierto largos períodos de tiempo (por ejemplo 30 segundos), es decir, que soporte velocidades de disparo muy bajas.
  • Un trípode.
  • Y, si la cámara lo tiene, un dispositivo de disparo a distancia o aunque sea contar con un autodiparador.
Sabemos que las dos variables de una correcta exposición fotográfica son la apertura y la velocidad de obturación. Con la apertura controlamos cuánto se abre el diafragma para dejar pasar la luz y con la velocidad de obturación controlamos el tiempo que el diafragma permanece abierto. Cuando usamos velocidades de obturación muy bajas conseguimos fotografías de larga exposición.

Una larga exposición puede ser usada como una herramienta para mejorar una composición, para simplificar elementos en una foto haciéndolos menos importante o en el sentido contrario creando una forma dinámica para mejorar el peso del elemento en la composición.
Las exposiciones largas más comunes de observar son las obtenidas por la noche -o casi- pero no sólo se limitan a la fotografía nocturna, también las hay diurnas con muy buenos resultados.
A estas alturas, ya sabemos que las fotos se pueden obtener en una fracción de segundo. Al momento de disparar, el “obturador” se abre y se cierra en un pequeño fragmento de segundo y permite que la luz ingrese en la cámara y que así se grabe la imagen en su interior.

Ahora pensemos un poco: ¿Qué pasaría si ese obturador se pudiera mantener mucho tiempo (fotográficamente hablando) abierto, por ejemplo 2 ó 3 segundos? Sencillamente se obtendrá una foto compuesta por todo lo que sucediera en esos 2 o 3 segundos. Todo quedará capturado y plasmado en la foto, todo, una cosa encima de la otra.

**La herramienta más importante para hacer fotografías de larga exposición es un trípode.** Como es lógico, si necesitamos que la cámara se mantenga completamente inmóvil durante varios segundos, es imprescindible disponer de un buen trípode.

Como las fotos se toman con escasa luz, nos encontraremos rápidamente con dificultades adicionales a la fotografía diurna. Por ejemplo: ¿Cómo componer, medir la luz y enfocar si no se ve casi nada? La respuesta es mucho más fácil de lo que parece.

Luego, encuadrar y medir la luz se realizan casi en simultáneo. Colocamos nuestra cámara en modo M y seleccionamos un ISO alto, abrimos diafragma al máximo y una exposición de varios segundos. Encuadramos a ojo hacia donde esta nuestro motivo y realizamos la fotografía. Con esta combinación podremos ver la escena a través de la pantalla y podremos volver a encuadrar para componer correctamente la imagen. Así, iremos repitiendo la operación hasta que nuestra imagen esté perfectamente encuadrada. 
Todo esto si nuestro deseo no es complicar la toma y no tenemos pretenciones de una "gran" fotografía.

Una vez que obtuvimos la foto, seguimos. ¿Cómo mido la luz? Revisa el histograma de tu última fotografía (si la camara lo permite) y comprueba si la cantidad de luz es correcta, está sobrexpuesta o está subexpuesta. Recordemos que estamos realizando fotografía nocturna y que el histograma, por lo general, debe estar desplazado a la izquierda sin tocar el borde, ya que tendremos gran cantidad de tonos oscuros (negros y grises, normalmente sin blancos) en la escena. La imagen no "está" oscura... "es" oscura. Según esté sobrexpuesta o subexpuesta, aumentaremos o disminuiremos el tiempo de exposición para que nos dé un histograma correcto.
En fotos nocturnas sin luna o con muy poca iluminación se pueden conseguir exposiciones de incluso 1 hora. ¿Cómo se indica a la cámara que haga exposiciones tan largas? Utilizando el modo “bulb”

Y donde debemos ubicarnos?
Si estás buscando dónde comenzar con la fotografía de larga exposición, una buena opción son los paisajes. Por ejemplo, las avenidas, autopistas y paisajes urbanos son ideales. En los posible, deberíamos evitar las imágenes con demasiadas fuentes de luz. Si estás interesado en una fotografía del tránsito, es mas conveniente tomar a los auos por detrás. En términos de horas, el mejor momento para hacer fotografías de larga exposición es entre la noche y la mañana.

En resumen, para hacer fotos nocturnas de manera exitosa recuerda siempre que…


  • A valores de ISO bajos mejor definición, menos ruido, mayor tiempo de exposición
  • Debemos utilizar aberturas pequeñas (números f grandes) preferiblemente valores intermedios
  • Hacer enfoque en manual o utiliza la técnica hiperfocal
  • Lleva encima todo lo que necesario y planifica tu foto con anticipación. No olvides tu equipo auxiliar.

 LARGA EXPOSICION EN FOTOS DIURNAS

Para este tipo de fotografías se necesita una iluminación uniforme y una luz ambiente baja, en el interior de bosques o en zonas poco iluminadas en general. Esta falta de luz se compensa con una exposición prolongada que produce el efecto de movimiento.   

¿Y qué pasa si intentamos hacer una fotografía de larga exposición cuando hay una cantidad importante de luz en la escena? Es muy posible que tengamos una fotografía quemada. 
Para evitarlo podemos colocar en nuestro objetivo filtros de densidad neutra (son filtros grises que controlan la cantidad de luz que llega a nuestra cámara, lo hacen en toda la superficie por igual). 
Estos filtros limitan la calidad de luz que llega al sensor y nos permiten usar exposiciones largas en pleno día. Es necesario tener en cuenta que existen filtros de este tipo que limitan más y otros menos luz. 
Los filtros ND2 restan un paso de luz, los filtros ND4 restan dos pasos de luz, etc. Cuando más luz haya en el ambiente, más oscuro tendrá que ser el filtro que usemos.


Efectos que se consiguen con esta técnica:
- el efecto seda del agua,
- movimiento en las nubes
- quietud en la superficie del mar
- y todo lo que se nos ocurra, fantasmas, duplicarnos, desaparecer personas.....







Y POR ÚLTIMO, ALGUNOS CONSEJOS

  • Si eres principiante, no pierdas el tiempo intentando conseguir fotos de larga exposición de día. Necesitas un poco de oscuridad. Experimenta por la noche. Se pueden hacer de día, pero para comenzar es mejor practicar con fotos nocturnas.
  • Las mejores fotos de larga exposición contienen normalmente objetos con luz en movimiento:      coches circulando por una autopista, calesitas en funcionamiento, etc.
  • Busca inspiración en trabajos de otros en Flickr u otras redes y galerías online. Busca por la palabra “fotos de larga exposición”.
  • Además de la luz que se “mueve” en la foto, intenta que el encuadre contenga elementos destacados: edificios, pancartas, dibujos, pantallas, o incluso personas, etc. 
  • Antes de iniciar una sesión de fotos de larga exposición comprueba de tener la batería bien cargada. Esta técnica consume mucha batería y conviene estar bien preparado. 
  • La mayoría de las cámaras permiten como máximo 30″ de tiempo de exposición. No obstante se puede ir más allá de ese tiempo, llegando a varios minutos si uno lo desea, para lo cual tendrás que poner tu cámara en modo Manual “M”.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!