miércoles, 5 de marzo de 2014

Algunas ideas básicas para fotógrafos aficionados

Estas sugerencias son un conjunto de indicaciones que no siguen ninguna regla especial y están basadas en la experiencia. 
Si prestas atención a ellas, tus resultados pueden mejorar.

1. Lleva la cámara a donde vayas.

Las oportunidades para fotografiar aparecen cuando menos lo esperas. Si puedes llevarr contigo siempre tu equipo – sólo una pequeña bolsa y un trípode – serás capaz de obtener tus fotos aún en situaciones inesperadas. O, si tu teléfono tiene cámara, úsala para tomar “notas” de las escenas a las que te gustaría volver con la cámara que usas habitualmente.

2. Toma fotografías con regularidad.

Intenta fotografiar algo todos los días. Si no puedes hacer eso, asegurate de tomarte el tiempo para practicarlo con frecuencia; así no olvidarás lo que ya aprendiste.

3. Realiza una lista de las fotografías que te gustaría hacer.


Para esos momentos en los cuales no puedes llevar la cámara contigo, es bueno tener siempre a mano una libreta para anotar los lugares -o motivos- a los que te gustaría regresar y fotografiar. Asegurate de anotar todas las razones o los detalles por los que te gustaría regresar a ese lugar a fotografiar. Anota cualquier detalle que consideres importante, como la luz, texturas o colores, para que puedas regresar a la misma hora del día o cuando mejore el clima. Parece molesto, pero ayuda mucho y los resultados lo valen.

4. Evalúa seriamente usar un trípode.

Es muy bueno tener un trípode, no muy costoso, especialmente si tienes mal pulso o la foto es difícil. Cuando tengas y experimentes con un trípode, la satisfacción con las fotografías se justificará. Para obtener aún mejor estabilidad, utiliza con el trípode la función de contador de tiempo (autodisparador).

5. No desesperes por comprar desde un principio la cámara más cara.

Es posible obtener muy buenas fotografías con una cámara simple con la que solo apuntas y disparas. Mientras más fotos obtengas, más fácil será saber qué tipo de cámara comprar cuando vayas a actualizar tu equipo.

6. Disfruta del proceso de aprendizaje.

La mejor parte de tener un hobby como la fotografía es que nunca estás dejando de aprender. La inspiración está a tu alrededor. Observa todo con ojos de fotógrafo y verás oportunidades en donde nunca te lo hubieras imaginado.

7. Experimenta con los ajustes de tu cámara.

El comienzo en fotografía puede ser mas simple de lo que crees. (Click aquí) Lee el manual para ayudarte a descifrar todos esos pequeños símbolos. Mientras vas explorando, intenta fotografiar un mismo objeto con múltiples ajustes para aprender cuáles son los efectos que te gustan. Cuando veas tus fotografías en una computadora, puedes revisar los datos de formato de la imagen (EXIF data) generalmente viene en el archivo de propiedades] para recordar los ajustes que hayas usado.


8. Preocúpate por aprender las reglas básicas.

Buscando en internet, la cantidad de información acerca del tema de la fotografía puede llegar a ser abrumadora. Comienza con unos cuantos artículos de composición. Presta atención a lo que fotógrafos con más experiencia dicen acerca de las técnicas. Tienes que conocer las reglas antes de que las puedas romper.


9. El equipo no es importante. 


Muchos suponen que deben comprar el equipo mas caro, y lo cierto es que esta creencia muy relativa. Sí, una buena cámara y unos buenos objetivos te garantizan poder alcanzar una determinada calidad, (Click aquí) pero si eres un mal fotógrafo y careces de cualquier tipo de sensibilidad estética, tus fotos quizá se vean muy bien, pero no serán nada especial. Un buen fotógrafo es capaz de hacer buenas fotos sin necesidad de tener la última tecnología.


10. No subestimes los motivos cotidianos para una fotografía.

Probablemente no encuentres nada interesante que fotografiar en tu living o en tu patio, pero intenta observar con ojos frescos los entornos familiares. Podrías hallar algún juego de luces bastante interesante o encontrar inesperadamente en el jardín flores silvestres. Con frecuencia un objeto demasiado simple puede hacer la mejor de tus fotos.

11. Aprovecha todos los recursos para aprender.

Navega en páginas de fotos como Panoramio, Flickr o en foros como los que te sugerimos en este Blog (a la izquierda tienes unos cuantos) para obtener tips e inspiración. También puedes intentar leer libros o revistas de fotografía, donde suele haber cosas que aún no conoces. Y si te interesa aprender acerca de procesos posteriores que pueden aplicarse a tus fotos, puedes probar con programas gratuitos como el GIMP o cualquier otro editor.

12. No tengas miedo de experimentar.

Si estás usando una cámará digital, estás liberado del costo económico de los errores. Insiste siempre y al final terminarás con algo que te guste. Estamos seguros que aprenderás mucho más en este proceso.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!