martes, 5 de agosto de 2014

Bracketing + HDR (Alto rango dinámico)


Bracketing u horquillado: Primer paso al HDR
El bracketing (del inglés bracket = "paréntesis", y también "agrupar") u horquillado es una técnica fotográfica que consiste en la toma de varias imágenes de un mismo tema, variando entre cada una de ellas uno o varios parámetros de la exposición, como el enfoque, la velocidad de obturación, la apertura del objetivo, u otros.
Este método se utiliza en condiciones difíciles y sobre todo variables de iluminación, donde no habrá posibilidades de repetir una toma. En condiciones normales no suele utilizarse, ya que si puedes repetir la toma corregirás el fallo tras ver el resultado en la pantalla. También se usa con fines creativos.

El pionero en el uso de imágenes HDR es Paul Debevec, su intención era crear mayor realismo luminístico y animar objetos gráficos inanimados.

Esta técnica es útil cuando  la escena a fotografiar contiene varias zonas de iluminación, unas más claras y otras más oscuras. Teniendo varias fotografías con diferentes valores de exposición podremos fusionar después en la computadora las diferentes tomas para obtener una fotografía correctamente iluminada en todas sus zonas.
Esta imagen puede ayudar a entender mejor de que se trata.

Se puede realizar de dos formas diferentes: automática o manual. Si tenemos la suerte de disponer en nuestra cámara de bracketing automático, basta con seleccionar éste modo, encuadrar la escena y pulsar el disparador, la cámara se encargará de realizar 3 fotografías con diferentes valores de exposición. Para realizarlo de forma manual, tendremos que hacer uso del trípode, encuadrar la escena, seleccionar el valor de exposición deseado y disparar, tendremos que repetir el proceso tres veces al menos.
Como el bracketing es una técnica, aunque tu cámara no disponga de esta funcionalidad, siempre se puede hacer en forma manual, realizando varias fotos variando uno de estos dos parámetros, siempre y cuando dispongas de una cámara que te permita realizar estos ajustes manuales.


El objetivo de unir las diferentes tomas en una única fotografía, se puede conseguir con programas como: Adobe Photoshop, Helicon Focus y CombineZM, (este último es gratuito).


¿Y para que nos puede servir el bracketing?
Para empezar, podemos decir que el disponer de varias fotografías tomadas con más o menos luz de un mismo elemento nos permitirá disponer de fotos repetidas para elegir cual nos gusta más. Hay veces que no podemos apreciar con claridad la calidad de la foto que hemos tomado en el sitio, y con esta práctica podremos elegir a posteriori la foto que más nos gusta.
Pero donde resulta especialmente útil la aplicación de esta técnica es en las situaciones en las que el entorno fotografiado cuenta con fuertes contrastes de luces y sombras, con los que al disponer de tomas con distintas exposiciones podremos trabajar en la fusión posterior de ciertas partes de cada imagen, obteniendo una imagen final con más información que cada una de ellas por separado.

El hor­qui­llado es extre­ma­da­mente útil en las situa­cio­nes en las que es difí­cil obte­ner una foto satis­fac­to­ria.

Su utilidad es mas que importante cuando resulta difícil determinar con exactitud la exposición correcta para una fotografía. Observa estos ejemplos:


El bracketing ade­mas es la téc­nica que se usa para crear fotos de Alto Rango Dinámico (HDR, por sus siglas en Ingles).


UN POCO DE HDR (High Dinamic Range)


El HDR se conoce como la técnica que permite optimizar el rango dinámico de luminancias entre las zonas más claras y las más oscuras de una imagen. Las fotografías HDR se consiguen por norma general combinando una serie de imágenes, como explicamos anteriormente.
¿Para qué sirve el HDR?
Las fotografías con alto rango dinámico son habituales porque nos permiten solucionar “errores” de la cámara. Obviamente, un HDR excesivo siempre es de mal gusto, pero siempre que es aplicado con corrección, nos ayuda a tener mejores resultados.

El HDR se usa para obtener detalle en la totalidad de la toma, en lugar de una única toma que es la que estaba en mejores condiciones cuando de luz se habla. También, a través del HDR, se pueden jugar con los contrastes de las luces y las sombras sin perder el detalle en ninguna de las zonas.


¿En que se diferencian de otro tipo de imágenes?
Los formatos de alto rango dinámico, habitualmente archivos tipo .hdr o .exr, se diferencian de los de bajo rango dinámico LDR (también llamados de rango dinámico estándar o SDR) por la cantidad de información que pueden almacenar.

Manos a la obra: ¿Qué necesitamos para hacer fotos HDR?
Para comenzar, deberemos tener en cuenta que necesitaremos dos o más fotografías exactamente iguales en lo referente al encuadre, pero en las que se varíe solamente los valores de la exposición, lo que posteriormente nos permitirá que todas las zonas queden perfectamente expuestas aunque éstas tengan niveles de luminosidad muy diferentes.
Pero antes de meternos en el laboratorio digital para lograr nuestra foto HDR, deberemos tener en cuenta algunos puntos antes de tomar las fotografías:

- Se recomienda trabajar con nuestra cámara en modo “bracketing” (1 EV para cada lado, al menos); si su cámara no posee dicha función, podrá realizarlo de manera manual variando la medición en cada una de las fotos.
- La teoría dice que cuantas más fotos, mejor resultados y detalles obtendremos, pero como mínimo se necesitan dos imágenes para poder utilizar esta técnica.
- El uso del trípode será fundamental para aquellos que tomen sus fotografías en modo JPG para asegurar que la composición quede exactamente igual en todas las tomas, ya que evitará movimientos involuntarios que podrían tirar por la borda el trabajo que se desea realizar.
- Utilice cable disparador al momento de captar la imagen, ya que éste lo ayudará a que ésta no se vea modificada ni mínimamente al momento de disparar.
Si no dispone de cable disparador, puede optar por la utilización del temporizador de la cámara.
- Cualquier valor de ISO por encima del mínimo que permita su cámara, se traducirá en el resultado con un mayor nivel de ruido, por lo que es recomendable utilizar siempre el mínimo de ISO que su cámara permita, logrando de esta manera imágenes con menos ruido y de mayor calidad.
- Use este sistema en aquellos escenarios donde haya grandes contrastes, ya que éstos generan gran diversidad de luces y sombras, que es la esencia de las fotografías HDR.

Último paso: Procesamos las imágenes

Una vez obtenidas todas las fotografías necesarias, el siguiente paso es combinarlas mediante un programa adecuado.

La técnica HDR combina estas imágenes en una única toma con equilibrio de luces y sombras, a través de software especial. La mejor forma de hacerlo es de esta manera.

Algunos programas cuentan con una funcionalidad para tomar una foto y “transformarle” los valores en diferentes partes para producir una imagen HDR, pero los resultados son obviamente diferentes. Esto se puede hacer, siempre y cuando hayamos realizado la toma disparando en RAW. También muchas cámaras, de Canon y de Nikon, por ejemplo, cuentan con una funcionalidad HDR nativa para que el trabajo de setear la cámara sea menos manual. Pero siempre vamos a tener que aportar algo de nuestro instinto durante la post producción.



Para unir todas esas imágenes en una única foto podemos utilizar programas online como YoHDR que nos puede servir para un primer acercamiento a este tipo de fotografía pero que no tiene la versatilidad del software profesional.
Otra opción son los programas gratuitos tipo Qtpfsgui, Picturenaut, FDRTools Basic o Essential HDR Community Editión. Estos programas tienen funciones como alineamiento de la imagen, corrección tonal, corrección de exposición, manejo de ficheros RAW, etc. Con cualquiera de ellos podemos conseguir muy buenos resultados.


Cuando DEBES utilizar el HDR
·         Paisajes: Amplios paisajes normalmente son los que tienen mucho contraste entre el cielo, la tierra y los demás elementos. Sin el HDR a la cámara se le haría difícil manejar el balance de la exposición y tonalidades de la fotografía. Con el HDR, puedes capturar el cielo plenamente sin que el terreno se vea afectado y oscuro por la variación de contrastes. 
·         Retratos con luz solar (Portrait): Aunque es cierto que la luz es uno de los aspectos mas importantes para tomar una fotografía, el exceso de esta podría resultar de mala calidad si es una foto de cara. Mala me refiero a sombras, demasiado brillo en otras áreas y otras características de los filtros. HDR puede deshacer todas las complicaciones si esta encendido.
·         Las escenas de poca luz o luz indirecta: Fotos con mucha oscuridad, el HDR podría aclarar un poco la escena para tener una mejor captura.



Cuando NO DEBES utilizar el HDR
·         Fotos con movimiento:  Si alguno de los personajes en la foto se están moviendo, activar el HDR aumenta la posibilidad de que la captura finalice borrosa e inservible. HDR toma tres imágenes, es muy probable que en las tres tomas la persona esté en diferentes lugares ubicado.
·         Escenas de alto contraste: Algunas fotos se ven mejor con fuerte contraste entre las zonas oscuras y claras de la foto, como si usted tiene una sombra o silueta que desea resaltar. HDR hará que este menos intensa, lo que resulta en una foto menos interesante.
·         Colores vivos: Si la escena es demasiado oscura o demasiado clara, HDR puede traer un poco de la parte posterior del color. Sin embargo, si estamos tratando con colores que ya están muy vivos, HDR puede afectar grandemente eliminando el color original por completo sin distinción alguna.



En definitiva, el HDR es algo muy interesante como para aprender, pero no siempre se puede hacer, por lo que tendremos que evaluar antes de pensar que podremos editar y cambiar todo en post producción.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!