viernes, 28 de febrero de 2014

Como elegir una cámara digital...

(... y no morir en el intento)


Elegir una cámara digital es una tarea complicada para quien no esta familiarizado con la fotografía y sus términos. Hasta hace poco, si uno quería sacar fotografías, se compraba una compacta de precio medio-bajo y tiraba con ella muchos años. Tampoco importaba demasiado, eran baratas, no tenían demasiadas opciones y las malas fotos siempre podíamos justificarlas recurriendo a nuestro amateurismo. Pero la irrupción de las cámaras digitales ha cambiado un poco el panorama. Hay que tener una cámara digital porque es un bien de consumo electrónico atractivo, apetecible, de moda.. ¡pero también puede llegar a ser bastante caro!.
Los vendedores (¡y no todos!) se aprovechan de nuestra falta de conocimiento y nos confunden rápidamente con números llamativos y siglas extrañas. Términos tan básicos en este ámbito como mega pixeles, zoom u otras características pueden resultar términos desconocidos. Por ello siempre es recomendable investigar sobre las funciones de un objeto antes de hacer una inversión en ello.

También hemos visto que hay tres tipos básicos de cámaras (CLICK AQUÍ)

Un muy buen comienzo: ¿Que uso le vamos a dar?

Aunque parezca mentira, una compra acertada depende más en tener claro para qué la vas a usar que de conocer con detalles las prestaciones de todas las cámaras del mercado. ¿Para qué quiero la cámara? ¿Qué tipos de fotos voy a hacer con ella? Responder adecuadamente estas preguntas, nos llevará a obtener muchas satisfacciones

Las próximas preguntas deberían ser las siguientes:

1. ¿Qué clase de fotógrafo pretendo ser?



Tal vez sea la pregunta más importante ANTES de comprar una cámara.

Deberías resolver los siguientes interrogantes:

¿Quiero profundizar en el mundo de la fotografía?, ¿o me alcanza con inmortalizar los momentos sin buscar grandes resultados?

¿Quiero aprovechar al máximo las características que te ofrece mi cámara en cuanto a modificación de parámetros?, ¿o prefiero el modo automático o algún modo prefijado que haga el trabajo por mi? 

A partir de las respuestas a estas preguntas, comenzaremos a individualizar el modelo que necesitamos. 


2. ¿Cuál es mi presupuesto?


Ya imaginarás que las respuestas acotarán en buen grado la búsqueda de tu equipo, sobre todo si somos sinceros al responder y realistas en cuanto a nuestras posibilidades y expectativas. Con esto resuelto ya tendremos un número acotado de modelos y marcas.
De todas formas a continuación describiremos los parámetros que hay que evaluar y considerar detenidamente en las cámaras que sean nuestras candidatas al momento de la compra y que ayudarán a decidir por alguna de ellas.


Resolución
Se refiere a la cantidad de mega pixeles de resolución que ofrece una cámara. Por ejemplo, una resolución de 3 mega pixeles significa que podrá imprimir fotos de tamaño 13 x 18 o 20 x 25 con muy buena calidad. Mientras mayor cantidad de mega pixeles posea una cámara, será mejor la resolución que esta ofrece. Generalmente se encuentran en el mercado por arriba de 8 mega pixeles, aunque en internet puede encontrar cámaras con menos mega pixeles, pero no por ello menos eficientes.

Óptica
El factor determinante al momento de tomar la fotografía, es la óptica. Hay que prestar MUCHA atención a este punto. La óptica determina con que calidad es tomada una imagen. Mientras los lentes que formen el zoom sean óptimos, mejor calidad fotográfica tendrá. Los lentes tienen diferentes marcas y pueden ser las mismas marcas en distintas cámaras fotográficas, por ejemplo, una cámara Nikon y una Canon pueden tener un lente de marca Leica, Lumix o Zeiss.

Zoom
Está relacionado con el tipo de fotos que vamos a tomar. Y es la capacidad para acercar la imagen. Generalmente las cámaras poseen un zoom de 3x o 4x. Existen diversas clases de zoom, como el digital o el óptico, al momento de elegir una cámara, debemos asegurarnos que el zoom óptico sea de 3x, que es la medida óptima. Esta característica se encuentra especificada en la caja de la cámara como “optical zoom”.

Batería
Existen cámaras que necesitan baterías AA o AAA, existen diversas clases, lo mejor para utilizar en las cámaras son las de tipo recargable. El precio es un poco mayor, pero a la larga ahorrará más dinero. Algunas cámaras tienen una batería integrada y contiene su cargador que va directo a la toma de corriente.

Almacenamiento
Existen dos clases de almacenamiento: La memoria interna y la tarjeta de memoria. Al momento de personalizar el menú para almacenar las fotografías, puede indicar donde se harán. Existen varios tipos de tarjetas de memoria de acuerdo a la marca de la cámara, como la SD, la Memory Stick o la Compact Flash. Existen diversas capacidades en las tarjetas, siendo la mínima de 2GB hasta los 64GB. Generalmente las cámaras traen en la caja una tarjeta adicional de memoria.

Tamaño
Las cámaras digitales son pequeñas y muy cómodas de utilizar, aunque existen modelos muy pequeños que tienen el tamaño de un llavero, o modelos profesionales que llegan a pesar medio kilo. El tamaño SI importa en este caso, mientras menos tamaño tenga el equipo fotográfico, menos capacidades tendrá.

¿Importa la marca? Obvio, pero no es todo. ¡Compara!

MarcasYa tienes un grupo de cámaras que: primero, están dentro del tipo que quieres (compacta, bridge, o réflex); segundo, están dentro de tu presupuesto; tercero, disponen de las funcionalidades que le pides a tu cámara; y, cuarto, sus elementos reúnen las características mínimas que exiges a tu equipo.
El caso es que ahora tienes entre ellas una Nikon, una Canon, una Pentax, una Sony, una Olympus, una Kodak, una Fujifilm y una… Y piensas: ¿qué marca es la mejor en fotografía?
En este sentido podrías pensar: quizás Nikon y Canon, por ser las de más nombre. Generalmente sus productos suelen ser de calidad, aunque por ello hay veces que también pueden ser los más caros.
Otras marcas menos conocidas pueden ofrecerte equipos de características similares e incluso a menor precio. Eso sí, la valoración calidad/precio de estas cámaras varía mucho en función de a quién le preguntes.

Asegurada la calidad de las principales funcionalidades de la cámara, se pueden revisar otras características adicionales que, ante una paridad de equipos, pueden inclinar la balanza. Por ejemplo, desarrollos como el estabilizador de imágenes (para evitar las ya tradicionales "fotos movidas"), el detector de sonrisas (para tomar la imagen en el mismo momento que el retratado expresa su alegría), el "display" trasero y el frontal (para verse en el momento de "autosacarse" fotos) y efectos para editar y hasta decorar las fotografías serán siempre bienvenidos.

La cámara que elijan los va a acompañar durante mucho tiempo (si la cuidan). Antes de decidirse por una, evalúen todas las posibilidades.
Como último consejo, recuerda que si tienes ganas de iniciarte en el mundo de la fotografía, es necesario que la cámara digital que elijas te permita el mayor nivel de control manual. Especialmente sobre la velocidad de obturación y la apertura.
En internet hay mucha información de cada cámara (e incluso fotos de muestra). También hay herramientas para comparar cámaras que dan un montón de información
Y este tema no se termina acá. En este enlace podrás profundizar detalles que sería extenso tratar aquí.





Aguardamos tu opinión sobre este tema o acerca de tu cámara actual. 

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!