jueves, 31 de octubre de 2013

A veces la vista nos engaña...

Te pedimos que mires MUY atentamente la siguiente fotografía: 

Aparentemente, el hombre que aparece en la misma está apoyado sobre un árbol que crece a pocos metros de la orilla de un lago (o río), ¿no es así?





Si estás seguro que lo que ves ES lo que REALMENTE crees ver, debo decirte que tus sentidos te están engañando.
Aunque pueda resultarte extraño, créeme: en la imagen no hay lago alguno.
Vuelve a mirar....

Observa con cuidado.....


Se trata de un efecto óptico que nos hace pensar que sí que está presente. Para comprender lo que realmente hay en la foto, basta con que inclines la cabeza hacia la derecha y vuelvas a observar la imagen.


Ahora sí, ¿verdad? El joven no está de pie sino volcado sobre un árbol caído sobre el suelo y el supuesto lago no es más que el cielo sobre el que se entrecruzan las ramas peladas de los árboles cercanos.

Por si tenías dudas, acá va la foto original


No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!