jueves, 5 de diciembre de 2013

Los ángulos fotográficos

Son también conocidos como puntos de vista, y en este caso ya no solamente es la forma de cómo agarramos la cámara fotográfica sino, de cómo nosotros como fotógrafos nos posicionamos para capturar la escena.



Hay cinco tipos de ángulos de visión: el frontal o normal, el picado, el contrapicado y los mucho menos frecuentes y difíciles de realizar, el cenital y nadir. 






  
POSICIONES DE CAMARA:

+ Normal o neutro: el ángulo de la cámara es paralelo al suelo y se encuentra a la altura de los ojos o, en caso de ser un objeto, a su altura media. Suele ser el más habitual y sólo transmite la imagen tomada.
Es en el que hacemos la mayoría de fotos cuando estamos de pie. Nos da la sensación de estabilidad y se debe hacer siempre a la altura de los ojos.







+ Picado: es una angulación oblicua superior, es decir, por encima de la altura de los ojos o la altura media del objeto y está orientada ligeramente hacia el suelo. Normalmente, el picado connota dominio.
En lenguaje de comunicación visual se dice que sirve para describir un paisaje o un grupo de personajes para expresar la inferioridad o la humillación de un sujeto, o la impresión de pesadez, ruina, fatalidad…










+ Contrapicado: es una angulación oblicua inferior, es decir, por debajo de la altura media del sujeto u objeto y está orientada ligeramente hacia arriba. Normalmente, el contrapicado denota fuerza, poder, grandeza, etc.
Cuanto más contrapicado es el plano, más se agudiza este efecto. Físicamente alarga los personajes, crea una visión deformada.







+ Cenital: la cámara se sitúa completamente por encima del personaje, en un ángulo también perpendicular.


+ Nadir: la cámara se sitúa completamente por debajo del personaje, en un ángulo perpendicular al suelo. La utilidad de este punto de vista ha sido muy cuestionada pues ciertamente no es fácil encontrarse con una situación en la que éste sea adecuado. Utilizarlo con personas es francamente difícil pues se requiere un suelo transparente -o la ausencia del mismo. El efecto de superioridad se eleva a su máximo exponente.




+ Subjetiva: la cámara nos muestra lo que el personaje está viendo, es decir, toma por un momento la visión en primera persona del personaje. 







+ Semisubjetiva: la cámara nos muestra parte del personaje (generalmente desde detrás del mismo) además de lo que está viendo.






+ Toma al ras: la cámara se encuentra ubicada al ras piso, es decir, que en la toma se verá parte de suelo.



Algunas consideraciones finales

• Con los contrapicados, hay que ser cuidadosos a la hora de fotografiar a personas, este ángulo puede reflejar una papada exagerada, con pliegues y dobleces que afearán la imagen del sujeto si además mira hacia la cámara.
• El nadir como el cenital son planos complicados a la hora de tomar fotos de personas, pues casi no nos permiten ver el rostro. 

Colocar la cámara en uno u otro lugar es muy importante para el resultado final. Y en caso de fotografía de naturaleza mas aun, ya que según el ángulo que logremos captar tendremos mayor o menor información del sujeto. En fotografía no hay nada independiente y todo tiene que ver con todo. En este caso lo que influye es la distancia focal. Una focal corta -angular- aumenta el efecto. En un contrapicado, la perspectiva se alarga y el efecto de “gigante” se hace mucho más patente al abrirse el encuadre. En el lado contrario, el picado, el sujeto se encoge y empequeñece, aumentando el efecto.
Por el contrario, una distancia focal larga minimiza el efecto y lo disimula. Los planos se juntan, la perspectiva se contrae y el encuadre se cierra. El efecto de superioridad/inferioridad (que en caso de naturaleza nos sirve para dar referencias de tamaños) pierde fuerza al carecer la escena de puntos de referencia con los que comparar. Si necesitamos usar una focal larga con un picado o contrapicado, será necesario alejarse del sujeto para tener una referencia visual del entorno.


Ahora.... ¡a practicar!

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!