viernes, 27 de junio de 2014

Un poco de sensibilidad... ISO

Hablemos del ISO… y hagamos un poco de “ruido” digital

En fotografía, el término sensibilidad se utiliza para referirse a la rapidez con la que reacciona el material fotosensible a la acción de la luz. Cuanto mayor sea la sensibilidad (de la película o del sensor), menos exposición se necesitará para formar la imagen.
Y para que nos entendamos, viene ser la sensibilidad que tiene el sensor de nuestra cámara para recoger la luz.
El origen de este concepto está en la sensibilidad de la antigua película fotográfica, aunque se sigue manteniendo actualmente en la fotografía digital.


La escala de sensibilidades que podemos encontrar en las cámaras digitales incluye valores como 50, 100, 200, 400, 800, 1600 y aún mayores.




A efectos prácticos, lo que nos interesa saber es que el comportamiento de nuestra cámara digital muy es similar al de las analógicas, concretamente:

 
·         A mayor valor ISO: necesitaremos menor cantidad de luz para la toma de la fotografía, por lo que será adecuado para imágenes oscuras, o en interiores con poca luz. La contrapartida es que la imagen será menos nítida (contendrá más ruido)
·         A menor valor ISO: necesitaremos mayor cantidad de luz para la toma de fotografía, por lo que será adecuado para escenas con buena iluminación. La foto tendrá mayor nitidez (mucho menos ruido).

Ejemplos de uso de la sensibilidad
  Consejo práctico si buscamos nitidez y definición:
·         Siempre utilizaremos los valores de sensibilidad ISO más bajos (según la cámara que estemos utilizando podrá ser 100, como valor más habitual, o incluso inferiores en cámaras profesionales)
·         Si la escena tiene poca luz, no hay personas o elementos en movimiento y disponemos de un TRÍPODE, podremos utilizar valores bajos de ISO, aumentando los tiempos de exposición.
·         Si utilizamos un teleobjetivo de focal múltiple, intentaremos utilizar la longitud focal más corta, puesto que será aquí donde obtendremos la mayor luminosidad.
·         Siempre podremos valorar la opción de utilizar un objetivo más luminoso como último recurso.
·         En general un valor límite de sensibilidad ISO para evitar problemas de ruido, suele situarse alrededor de 800-1600 ISO (dependiendo de los algoritmos de reducción de ruido que implemente nuestra cámara).

Consejo práctico cuando podemos sacrificar la nitidez y definición:
·         Usaremos valores ISO más elevados en escenas en las que no disponemos de trípode, las condiciones de iluminación son escasas o muy cambiantes (como en un concierto)...En general, allá donde más valga al menos tener la foto, que no tener nada...
·         En aquella fotografía creativa en la que incluso se busque jugar con el "grano" o "ruido" para la realización de la toma (simulación de fotos antiguas, énfasis de blancos y negros...) buscaremos los valores más altos de ISO que nos dé la cámara y desactivaremos la opción de "reducción de Ruido a ISO altas" (si nuestra cámara dispone de esta opción)



El Ruido digital 
En fotografía digital, llamamos ruido a las variaciones aleatorias de brillo o de color que podemos encontrar en los pixeles que forman una imagen.
Durante el proceso de captura de la imagen, el sensor genera inevitablemente algo e ruido.
El ruido puede ser inapreciable o degradar completamente la calidad de una imagen. Todo depende de la proporción entre la información capturada correctamente por el sensor y el ruido, es decir de la relación señal/ruido.


Cuando tomamos fotografías utilizando un ISO elevado tenemos el riesgo de que nuestras imágenes se vean afectadas por ruido digital. Si nuestra cámara está en modo automático y tomamos una foto con poca luz ambiente, lo más seguro es que la cámara seleccione un ISO elevado automáticamente y por ende tendremos problemas con el ruido digital. 
En estas imágenes tenemos un ejemplo del ruido en la original a la izquierda y ampliado en la foto de la derecha.

 










Cuanto mayor sea la calidad del sensor de una cámara digital, cuando tomemos fotos con ISO elevado tendremos imágenes con menor ruido digital.
Para evitar el ruido digital en una fotografía es recomendable utilizar siempre un ISO 100 o menor si es que nuestra cámara lo permite.
Existen filtros y programas especializados en reducir el ruido digital para corregir fotografías en donde no fué posible utilizar un ISO bajo.

En muchas cámaras la reducción de ruido se activa de forma automática cuando la velocidad de obturación es inferior a 1/25 segundos, en cambio en otras se tiene que activar de forma manual.

¿Se puede evitar el ruido?

Por supuesto.
Previamente a la captura de la foto, podemos tomar una serie de medidas que contribuirán a reducir el nivel de ruido de nuestras fotos y serían las siguientes:

1º. Emplear la sensibilidad más baja, de ser posible, que ofrezca nuestra cámara digital (dependiendo del modelo: 50, 80 ó 100 ISO). Con e valor ISO más bajo obtendremos las fotografías más limpias de ruido.

2º. Evitar las exposiciones largas, más de 2 segundos, y especialmente aquellas que superen los 10 segundos. Sin bien, los actuales modelos digitales, que brindan la posibilidad de tiempos de exposición elevados, cuentan con efectivos filtros de ruido opcionales.

3º. Proteger la cámara de las elevadas temperaturas y del sol. El ruido aumenta con el incremento de la temperatura del equipo, 10º C más de temperatura de nuestra cámara puede significar doblar la señal de ruido.

4º. Bajar la resolución es una efectiva medida para reducir el nivel de ruido, especialmente con el uso de sensibilidades altas. Así, algunos modelos digitales no permiten el empleo de la resolución máxima en su valor ISO más alto (800 ISO o más). La razón estaría en que una imagen con ruido obtenida por un modelo con un CCD de 5 millones de resolución máxima, puede convertirse en una imagen limpia de ruido si bajamos la resolución a 3 millones, con carácter previo a la toma, ya que la cámara realizará un trabajo de interpolación gracias a su software, consistente en recoger aproximadamente la información de tres píxeles por cada cuatro que tiene el sensor, despreciando uno, siendo este último el ruido. El inconveniente es que únicamente podremos realizar las tomas en modo JPEG.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!