viernes, 17 de abril de 2015

¿Y si hacemos una linda "selfie"?


La "selfie" más repetida en Twitter
Una palabra muy moderna: selfie
Obtener una selfie es una manera divertida de mostrarle al mundo tu vida, tus sentimientos, tu ánimo, tu entorno. Desde artistas a presidentes, desde deportistas a ganadores del Oscar, todo el mundo lo hace. Algunas son aceptables u originales, otras…. mejor olvidarlas. Eso sí, la recomendación es planearla muy bien de antemano, porque tomar selfies llamativas, esas que a tus amigos les encantará ver en sus cuentas, es todo un arte. Y de eso se trata esta nota!

Vamos a detenernos en algunos puntos básicos, si eres capaz de aplicarlos, tus “autofotos” serán un éxito:

Elige el ángulo correcto: Es muy común que al tomar una selfie se haga de forma espontánea y con rapidez; sin embargo, trata de buscar el ángulo que mejor te favorezca. La recomendación es que NO tengas la cabeza completamente de frente a la cámara, trata de dar un pequeño giro. El efecto hará que tus facciones resalten y te veas más interesante. No a las fotos de frente, perderás originalidad.

No apurarse: una buena foto lleva tiempo y, antes de darle al botón de capturar, tratando de encontrar el mejor ángulo posible, tener en cuenta la altura de la cámara, el fondo y la iluminación. Intenta que tus selfies, como todas tus fotos, tenga la mejor luz posible. En estos casos no se pueden hacer muchas variaciones, pero si puedes hacerlo con luz natural y encontrando un buen ángulo de inflexión de la luz ganarás mucho.

Evita el “ojo de pez”: Si no quieres que tu cara se deforme, lo mejor es alejar al máximo la cámara para evitar el efecto ojo de pez. Para esto es necesario alargar tanto los brazos como nos sea posible, incluso poniéndose de costado y utilizando el hombro para alejar aún más la cámara.
Si quieres hacerte un selfie con tu pareja o un amigo, siempre es mejor que haga la foto el que tenga los brazos más largos. De todos modos siempre puedes utilizar un brazo extensible, aunque evidentemente no siempre se tiene uno a mano.

 Por favor… NO hagas “cara de pato”: Aunque todos lo hagan, para una BUENA selfie NO sirve! demuestra mucha falta de creatividad.
Intenta hacer algo diferente, sorprende, así es como salen los mejores selfies. En este momento me gustaría que repitieras mis mismas palabras, listo, repite: "Jamas, ni en un millón de años luz hare DuckFace en mis selfies", eso es todo, ¡muchas gracias! 


Naturalidad sobre todas las cosas: Ya que hemos pasado el punto anterior y la prohibición al Duckface, es de suma importancia repetir que busques un ángulo en el que luzcas natural y que te beneficie. Cuida también no bajar demasiado el rostro. Naturalidad ante todo, lo demás, resta.

Cuidado con mover tu brazo: Una de las principales causas de la mala calidad de las selfies, es que no nos preocupamos de estabilizar bien nuestro brazo al sujetar la cámara o smartphone, por lo que las imágenes resultan movidas.
Practica para enfocar bien y dejar tu brazo lo más quieto posible. Si es una foto grupal, elige a quien tenga el brazo más largo para sujetar la cámara. Y toma varias fotos, así eliges la mejor.

Posición de la cámara por sobre tu rostro: Para verte mejor, coloca la cámara más arriba que tu rostro (no demasiado) e inclina levemente tu cabeza hacia un lado. Asimismo, trata de que la imagen se tome desde lo más lejos posible.
Con ese pequeño truco, tu rostro se verá más delgado y, podrás esconder algunas imperfecciones. Otro tip para verte mejor, es tener los hombros derechos y una buena postura.

No al contraluz: Tomarse capturas a contraluz muchas veces queda bien, pero para una selfie donde las caras son lo más importante no. Esto hará que la captura salga quemada o los rostros oscuros por culpa de la luz del sol.

Busca un lindo fondo: Muchas veces a la hora de sacarse una autofoto lo último por lo que se preocupan los usuarios es del fondo, pero después es de lo más importante para darle el toque final a la fotografía o terminar de arruinarla. Por bien terminado que esté, tu baño no es el mejor sitio para hacerse un selfie. En lo posible, busca un lugar bonito. Todo que lo que se ve en una foto es importante; si estás en un lugar lindo, trata de que no solo se vea tu rostro, sino que también el paisaje. No dejes que nada ensucie tu selfie; preocúpate de lo que se ve atrás o a los lados. La naturaleza siempre es un buen aliado para estas cosas, así que si puedes, busca un exterior apropiado: plantas, el mar, un cielo interesante...

Aplicaciones de edición: Una vez que tengas tu selfie -y para eso necesitas tomarte muchas y ser autocrítico- lo ideal es que des un retoque a la foto con alguna App. Todos aquellos que aseguran que no necesitan filtros o “ayuda digital”, mienten.
Hay muchas con diferentes funciones que le permiten agregar filtros, recortar objetos o borrar otros, darle color, preocuparse por el brillo, la exposición y más. No exageres con los efectos, ya que no se verá natural. Algunas de las más famosas son Pixlr-o-matic, VSCO Cam, Instagram, Snapseed, Facetuen, TouchRetouch, PicFx, Image Blender, y muchas otras.

Y por último…. ¡sonríe!: Nunca participes de una selfie o te hagas una si no estás de buen humor. Si sonríes o estás alegre en tus fotos siempre obtendrás un mejor resultado -excepto si quieres la foto para algo más concreto-. Sonreír es siempre un buen consejo para hacerse una foto, pero sobre todo, no sonreír únicamente con la boca, sino también con los ojos.

Una sonrisa discreta y sincera funciona mejor que la sonrisa más alegre y actuada.

No hay comentarios. :

Publicar un comentario

Te pedimos que comentes respetuosamente, con buena ortografía y si es posible, nos dejes tu nombre. ¡Gracias por participar!